Comparar listados

DE LA PLAYA A LA MONTAÑA

DE LA PLAYA A LA MONTAÑA

Los ruidosos bañistas, cargados de neveras y bebidas de litro, la pegajosa arena, el espacio masificado de sombrillas y toallas, el sol que parece superar todos los filtros uva, las medusas y otras “especies” que también flotan, las colas para tomar un helado o un refresco, el tráfico y el largo regreso hasta casa…El turismo de playa está sobrevalorado.

La vida es mejor en las montañas. «Life is better in the mountains». El slogan de Andorra Lovers resumía bien lo que siempre habíamos intuido, vivir en Andorra es un verdadero lujo para los sentidos y una agradable sensación de armonía.

Cuando hablamos de vivir en la montaña no nos referimos a la vida de un cazador de osos durmiendo bajo las estrellas, algo así como aquella vieja serie de televisión de finales de los 70 “Grizzly Adams”. Mas bien estamos hablando de viviendas de lujo, totalmente equipadas, aclimatadas y capaces de soportar cualquier tormenta de nieve. Casas con tejados de pizarra, paredes de piedra y molduras de maderas nobles. Por supuesto con calefacción y con lo último en tecnología encaminada a la sostenibilidad energética y recursos de ahorro y optimización.

Quizá hoy, durante el verano, parezca prematuro hablar de calefacción, pero si entendemos bien lo que es la vida en el País de los Pirineos, descubriremos que nunca es demasiado pronto.

Durante muchos años, Andorra ha sido un referente para el turismo de compras, tratamientos de belleza y bienestar, deportes de invierno, inversores y banca privada. Sin embargo, el Principado ha realizado su propia adaptación y se ha modernizado. Un cambio favorable que ha ido evolucionando desde la última década a una economía emergente, de reformas fiscales encaminadas a mejorar y diversificar todos sus recursos, que son muchos.

Los últimos acuerdos fiscales han atraído a inversores procedentes de un centenar de países, aumentando la hegemonía de más de 2000 empresas en menos 5. El incremento de inversión extranjera ya supuso un importante aumento del PIB. Todo ello a pesar de la pérdida de algunos clientes con la llegada de la Ley de Intercambio Financiero y que afectó a algunos bancos. La ley establece un intercambio de información fiscal, que a su vez se genera automáticamente y se comparte con la Unión Europea. Todo ello ha generado una mayor confianza y transparencia a nivel internacional, lo que también ha favorecido el crecimiento del sector inmobiliario en Andorra.

Andorra es un país pequeño, con una superficie estimada en 468 kilómetros cuadrados, lo que hace que la demanda de vivienda en Andorra sea tan variada. Según estudios recientes sobre la recalificación de terrenos, el inmueble más solicitado sería un piso de unos 180 / 200 metros (3 dormitorios + terraza) con un precio final igual o superior a 500.000 euros. En La CLAU group Andorra disponemos de una base de datos con inmuebles a la venta o alquiler de todos los tamaños y características.

Por otro lado, el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas establecía en 50.000 euros la inversión necesaria para obtener la nacionalidad, una cifra que puede formar parte del pago a depósito en el momento de adquirir un nuevo inmueble. Por supuesto, algunos son más ambiciosos y solicitan una propiedad más exclusiva, quizá una vivienda unifamiliar en zonas ajardinadas y rodeados por la naturaleza pirenaica. Son personas que prefieren vivir in poco alejados del centro comercial, gastronómico y cultural de Andorra la Vella, porque valoran mucho su privacidad.

En todos los casos, el perfil más demandado es el que a su vez cuenta con un espacioso parking o garaje privado.

La atracción de la nieve de montaña ha impulsado a muchos a instalarse en Grandvalira, una de los lugares más emblemáticos para practicar los deportes de invierno y el más grande del sur de Europa. Salvando el tiempo y la distancia, algunos la han denominado como la “petite Suisse” y no estamos hablando de un yogurt para niños. La inversión privada la coloca en el zenit de las mejores estaciones del mundo, con los equipamientos y zonas de descanso más actuales. Los visitantes se concentran en la parroquia de Canillo, una parada técnica antes de remontar las pistas.

Nuestra oficina inmobiliaria La CLAU group Andorra posee viviendas a la venta o alquiler en todo el país y sus siete divisiones territoriales o parroquias, y por supuesto, con presencia también en Canillo. Si lo que buscas es un apartamento funcional y práctico, disponemos de apartamentos a 500 metros de las pistas El Tarter-Grand Valira. Con parking, armarios empotrados, dormitorio, cocina americana y vistas a la montaña, por un precio de mercado de gran interés.

La vida en Andorra transcurre llena de matices y contrastes. Por un lado, disfrutamos de la atracción por el comercio de calidad, con productos muy selectos y establecimientos que ofrecen lo último en tecnología (imagen, sonido, fotografía, soportes digitales…, etc.) y por otro, disfrutamos de la oferta cultural y gastronómica, el contacto con la naturaleza, el cuidado del cuerpo y la mente…

Todo lo que buscas, te está esperando en La CLAU group Andorra, y no es fácil contentar a una demanda internacional tan exigente, pero alcanzar cada día nuestro propósito es una verdadera satisfacción.

Más del 80% de compradores de inmuebles proceden del extranjero. En la mayoría de los casos interesados en adquirir una segunda vivienda en un lugar tan mágico y envidiable como el país de los Pirineos. Un país moderno, multicultural y cosmopolita que no renuncia a sus orígenes, a la esencia de su voluntad de superación.

Muchos de ellos son ciudadanos británicos que buscan el sol sin renunciar a la nieve y que valoran estar a menos de dos horas del Aeropuerto Internacional de Barcelona, y por lo tanto, también muy cerca de las costas catalanas.

 

¿PODRÍAMOS TENER LAS DOS?

Thomas Talhelm, Shigehiro Oishi y Minha Lee, de la Universidad de Virginia, publicaron un estudio en Journal of Research in Personality, asegurando que el destino turístico elegido por una persona revela componentes de su personalidad. Más de 1000 estudiantes participaron en este estudio, a los que se les pidió que escogieran entre la playa o la montaña como destino turístico. Por supuesto, hubo coincidencias de personalidad entre los que eligieron un destino u otro, aunque en la casilla correspondiente, muchos simplemente habían escrito ¿podríamos tener las dos?

¡Qué agradable es zambullirse en el mar!, escuchar el rumor de las olas lamiendo la orilla de una playa. La añorada paella de chiringuito y la copa de vino blanco perlada de gotas de hielo.

La montaña, sin embargo, supone encontrarnos en pleno contacto con la naturaleza, la química que se despierta en nuestro organismo es fabulosa, como volver a nuestros orígenes. Tocar un árbol, caminar descalzo por la hierba, bañarse en las aguas frías de un rio, tomar agua pura que brota de la misma tierra, comer frutas de los propios árboles una auténtica satisfacción que puede transmitirnos equilibrio y bienestar, e incluso armonía.

En la montaña también encontramos muchos beneficios para nuestra salud: se fortalecen nuestras funciones cardiacas, el senderismo nos ayudará a perder peso, eliminar grasas, tonificar nuestros músculos y mejorar nuestro metabolismo. La piel se rejuvenece y podemos dejarnos llevar por el relax y la paz interior que fluye a través de los colores, de la brisa que mueve las hojas y de nuestro autodescubrimiento. Algo que resulta mucho más difícil cuando estamos rodeados de multitudes, un calor asfixiante o el estrés por encontrar un lugar donde tumbarte a leer un libro.

Sin duda, todos nosotros tenemos buenos recuerdos de algún verano en la playa y aunque en nuestra introducción decíamos que estaba “sobrevalorado”, deseamos respetar todas las opiniones y experiencias; sin embargo, en un país como Andorra, en el que más del 90% de su territorio son espacios naturales y verdes y que bien podría ser la primera nación Reserva de la Biosfera, no podemos subestimar la poderosa influencia de la montaña para nuestra salud emocional, y la oportunidad que nos ofrece este lugar para reconectar con la naturaleza, con nosotros mismos y descubrir que todo lo que necesitábamos había estado aquí siempre, delante de nosotros.

img

inmotools

Artículos Relacionados

ENERGÍA SOLAR EN ANDORRA, NUEVAS INSTALACIONES

  En Andorra se ha invertido en un nuevo espacio para el desarrollo de la energía solar....

sigue leyendo

La influencia de la vivienda en Salud física y mental

La salud, adquiere ahora una nueva dimensión a consecuencia de la pandemia mundial. Quizá, cuando...

sigue leyendo

ALQUILER DE ÉXITO CON LA CLAU

El éxito, ya sea en el ámbito personal, profesional o familiar es algo que todos perseguimos y...

sigue leyendo

Únete a la discusión